. . .

La Buena Nueva tiene corazón, tiene mística, tiene nombres y rostro conocidos

Queridos amigos de la Red de Corresponsales, en este nuevo aniversario, distinto, con pandemia y todo lo que ha significado, no podemos dejar de celebrar la visión de Monseñor Carlos Camus Larenas al crear este medio de Comunicación que nos acompaña por años, sin decaer, sin tregua, a pesar de todo y de todos.

Han sido muchas las circunstancias sociales, económicas y políticas que se han superado cada mes y eso es gracias a ustedes. Sí, gracias a cada uno de ustedes. La Buena Nueva son ustedes, que mes a mes mandan sus noticias, que reclaman cuando no es publicada y van casa a casa entregándola a sus vecinos. La Buena Nueva sin ustedes sería un medio de comunicación más, de los muchos que hay hoy día. 

La Buena nueva es cada uno de ustedes que colaboran como corresponsales no porque sean los mejores, no porque sean los que tienen más fe, no porque son los más amigos del párroco, no porque sean los más profesionales. Ustedes son la Buena Nueva en cada rincón de la Diócesis, porque el Señor los eligió. Ustedes son los que Dios escogió. ¡Tremendo Privilegio!

¿Quién de ustedes alguna vez no se ha sentido cansado, agotado de escribir, mandar fotos y que no se publica? Agotado de que les digan ¿“de nuevo no salimos”? Quién no ha querido dejar de ser corresponsal para que otro vea ¿qué se siente? Casi todos…

Y aquí están, añorando no poder juntarse a celebrar un año más de la Buena Nueva… Pero siéntanse unidos en el Señor que los llamó y los manda a darlo a conocer en su servicio, en su experiencia de Él.  Siéntase unidos por don Carlos que nos acompaña. Él estaba muy orgulloso de la Buena Nueva, pero más aún de ustedes, de cada uno de ustedes, a los que quería y conocía por su nombre.

Queridos corresponsales, en estos meses de angustia que vivimos por lo desconocido, por esta pandemia de Covid-19, ustedes son la Buena Nueva para su comunidad. No lo olviden nunca y sigan siendo la luz en medio de la oscuridad, el faro en la tormenta, el consuelo en el dolor y sigan llevando la Buena Nueva que está dentro de cada uno a sus hermanos y hermanas hasta los rincones más apartados de nuestra Diócesis de Linares.

Que el Señor camine a su lado y la Virgen Madre los acompañe. Un abrazo. Feliz Aniversario.

María Isabel Jorquera Cáceres. Ex Directora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Menu