REF.: Indulgencia Plenaria        

MAT.: Año Santo Mariano extraordinario con motivo de la Dedicación del nuevo Templo Santuario Diocesano de N.S. de la Candelaria de Chanco

                                                                     Nº 02/2020

 

Linares, 24 de enero de 2020

VISTOS:

 

1.- La completa reconstrucción del Templo Principal y de las edificaciones anexas de la Sede Parroquial de Chanco, que desde el 2 de febrero del año 1933 fue elevado a la categoría de Santuario Diocesano por el Obispo de Chillán don Martín Rücker Sotomayor, donde se venera desde antes del siglo XVIII una bellísima imagen de Nuestra Señora de la Candelaria, según consta por primera vez en un documento histórico, en los Inventarios presentados durante la Visita Pastoral efectuada a la región maulina por el Obispo de Santiago don Juan Bravo de Riveros Correa el 30 de diciembre de 1737.

2.- Los grandes beneficios espirituales que se esperan para nuestra Iglesia Diocesana, de este singular acontecimiento de ver en pie nuevamente este Templo Santuario dedicado a la Virgen Candelaria 10 años después de su destrucción total por el fatídico terremoto del 27 de febrero de 2010; heredero precioso de aquel primer Templo católico que sirvió a la feligresía de Chanco durante 237 años, desde octubre de 1675 a octubre de 1912, cuando el Señor Obispo de Concepción don Plácido Labarca Oivares ordenó el traslado de la Sede Parroquial al Pueblo Nuevo dando paso al segundo Tempo Parroquial de Chanco que estuvo al servicio del lugar durante 98 años desde octubre de 1912 hasta febrero de 2010.  

3.- La profunda devoción y las hermosas celebraciones festivas que año tras año se verifican en homenaje a Nuestra Señora de la Candelaria y su Santísimo Hijo Jesús Luz del Mundo, a quien la feligresía chanquina agradece con toda razón los innumerables beneficios espirituales que consigue para sus hijos en cada ocasión que acude a Ella con humildad y confianza; particularmente el haber salvado a la villa de Chanco a fines del siglo XIX de ser arrasada por las dunas de arena del mar, peligro que finalmente detuvo también la plantación hace casi un siglo del bosque de eucaliptus y otras especies nativas logrado con la lúcida intervención del científico alemán don Federico Albert Taupp.

  1. La conveniencia de que en toda oportunidad se invite a los fieles a profundizar más en la comprensión del misterio salvífico de Cristo, y en el amor a su Santísima Madre, lo mismo que la posibilidad de gozar de la Indulgencia Plenaria que nuestra Iglesia concede en determinadas circunstancias. 

 

DECRETO

 

1.- Concédese la Indulgencia Plenaria a todos los fieles que acudan a las Celebraciones Litúrgicas que se efectúen en el nuevo Templo principal de San Ambrosio de Chanco, durante el Año Santo Mariano extraordinario que inauguraremos el 31 de enero de 2020 hasta las festividades en honor a Nuestra Señora de la Candelaria del 2 de febrero de 2021. 

2.- La Indulgencia Plenaria se obtiene ingresando fervorosamente al nuevo Templo Santuario una vez al día, persignándose con agua bendita, arrodillándose primero ante el Sagrario que guarda el Santo Sacramento de la Eucaristía, e invocando luego a la Virgen Madre Candelaria. Se consigue implorando esta gracia en beneficio propio, y también puede ser aplicada por los familiares difuntos y por las almas del purgatorio.

3.- Para obtener la Indulgencia Plenaria durante este Año Santo es preciso respetar las condiciones que especifica la Penitenciaría Apostólica de Su Santidad:

  1. Celebrar piadosamente la confesión sacramental individual.
  2. Participar en la celebración de la Eucaristía recibiendo el Cuerpo de Cristo.
  3. Rezar por las intenciones del Sumo Pontífice, ofreciendo al menos las oraciones más comunes como el Padre Nuestro, el Ave María, el Credo, alguno de los Salmos o el Santo Rosario. 
  4. Hacer una obra de caridad a favor de algún enfermo terminal, personas inválidas, niños abandonados, jóvenes en riesgo social, mujeres en situación de vulnerabilidad, ancianos que viven en soledad, encarcelados, o cualquier hermano necesitado.

 

TÓMESE RAZÓN, COMUNÍQUESE, PUBLÍQUESE Y ARCHÍVESE.

 

PBRO. SILVIO JARA RAMÍREZ

Vicario General y

Secretario Canciller

+ MONS. TOMISLAV KOLJATIC MAROEVIC

Obispo de Linares

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *