Asamblea Sinodal 2018: Conclusiones Preliminares

Periódico Buena Nueva de Linares > Diciembre_2018 > Asamblea Sinodal 2018: Conclusiones Preliminares

Después de haber vivido con gratitud y alegría la 38 Asamblea Sinodal bajo el lema: “Ustedes serán mi Pueblo y Yo seré su Dios.” con participación de 416 agentes pastorales de los cinco decanatos de la diócesis comparto con ustedes algunas conclusiones preliminares


1. Se ve la necesidad de evaluar y retomar el Plan Pastoral Diocesano plasmado en las OO.PP. 2016-2020 en las comunidades, parroquias, decanatos, colegios, movimientos eclesiales de la diócesis. Una buena ocasión podría ser el próximo Edap en marzo del 2019.
2. Cuidar y valorar las luces que nos han ayudado en la experiencia de ser Pueblo de Dios como: la celebración de la Eucaristía, la catequesis, la religiosidad Popular, la formación permanente, el Edap, el Sínodo Diocesano, entre tantas otras que se mencionaron, todo un gran regalo de Dios.
3. Retomar en la reunión de decanatos con más serenidad y claridad las sombras, proponiendo acciones pastorales concretas para trabajarlas en corto o mediano plazo a partir de marzo del 2019.
4. Fortalecer el Consejo Pastoral Parroquial, para que favorezca aún más la integración y participación de los laicos, en la planificación, conducción, toma de decisiones, en la vida pastoral parroquial en su conjunto.
5. Constituir en los decanatos un equipo ejecutivo de laicos que acompañe al decano en la tarea de coordinar y conducir la acción pastoral del decanato, favoreciendo y promoviendo de esta manera un estilo pastoral más participativo, corresponsable y menos clericalista.
6. Retomar el equipo económico parroquial con la finalidad de una mejor gestión, toma de decisiones y orientación pastoral de los recursos económicos, evitando de esta forma la sombra de la duda, la desconfianza, las tensiones, las interpretaciones, que nunca faltarán en el ámbito económico.
7. Retomar la formación de prevención de abusos, de las parroquias, decanatos y colegios de los agentes pastorales que aún no han realizado el curso básico de prevención y promover nuevos formadores que contribuyan a la extensión de dicha formación en la diócesis.
8. Una sombra en la diócesis es el clericalismo.
Es una expresión de la cultura del abuso de poder a la que el Papa Francisco hace referencia en su carta al Pueblo de Dios que peregrina en Chile.
El clericalismo del que tantas veces hemos conversado en nuestros encuentros pastorales, debe ser abordado decididamente en la diócesis y habrá que discernir y buscar caminos para entrar en un dialogo abierto y franco para superar esta sombra en el corto o mediano plazo.
El clericalismo ha dificultado y tensionado en ocasiones las relaciones humanas entre consagrados y laicos en la forma como hemos vivido el ejercicio de la autoridad o el servicio pastoral al Pueblo de Dios.
En el laicado algunas de sus manifestaciones son la dependencia, la pasividad, el infantilismo, la falta de compromiso, entre otras.
En el clero algunas de sus manifestaciones son la tendencia al individualismo, la conducción pastoral aún poco compartida con los laicos en lo que se refiere a la toma de decisiones, el ejercicio de la autoridad en momentos marcada por actitudes contrarias al evangelio, entre otras.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *