Carta pastoral “Chile, un hogar para todos”

Periódico Buena Nueva de Linares > Diocesana > Carta pastoral “Chile, un hogar para todos”

Los obispos del Comité Permanente del Episcopado presentaron el martes 31 de octubre, su carta pastoral titulada “Chile, un hogar para todos”, en la que plantean propuestas y desafíos para construir una sociedad más humana y justa, “donde nadie puede sentir la exclusión en la tarea de hacer de Chile una nación fraterna y solidaria, fundada en el amor a Dios y al prójimo”.
El documento tiene como telón de fondo las próximas elecciones y la futura visita del Papa Francisco a Chile. Sus contenidos se sitúan en el marco de las actuales Orientaciones Pastorales “Iglesia que escucha, anuncia y sirve”, vigentes hasta el año 2020, y en línea con la anterior carta pastoral “Humanizar y compartir con equidad el desarrollo de Chile” (2012).
La Carta Pastoral fue presentada por Mons. Santiago Silva, Presidente de la Conferencia Episcopal, junto al Comité Permanente y diversas autoridades de la sociedad y de la Iglesia.
El texto completo, ya está disponible en nuestro sitio www.obispadodelinares.cl y los ejemplares impresos estarán a la venta en la Librería Pastoral de la CECh, E-Mail: libreria@episcopado.cl.
Chile, un hogar para todos
En la carta pastoral, los obispos afirman que Chile requiere de todos los actores sociales para que, a partir de una nueva concepción de la amistad cívica y respetando las legítimas diferencias, se ponga a la persona humana como centro de los esfuerzos comunes, alejándonos de las visiones meramente ideológicas o economicistas. Enfatizando en:
Humanizar para superar el individualismo. La familia necesita un fuerte apoyo. Coherencia en la defensa de la vida. Violencia contra mujeres, ausencia del padre. Acoger a personas separadas. Diversidad sexual e identidad de género. Juventud y niñez. La riqueza. Pobreza y desigualdad. El fenómeno de la inmigración es un reto social. La dignidad de la persona y de los más vulnerables.
Justicia y paz para la Araucanía. Droga y violencia. Justicia, sin impunidad, pero con clemencia. Cuidar la “casa común”. Educación. Mejorar el modo de relacionarnos. Recuperar la confianza.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *