Pascua de Hna. Consuelo Nieto García, Misionera de Jesús María y José

Periódico Buena Nueva de Linares > Conferre > Pascua de Hna. Consuelo Nieto García, Misionera de Jesús María y José

El 9 de septiembre, falleció en España, a los 84 años, la Hna. Consuelo Nieto García, recordada religiosa Misionera de Jesús María y José, quien tras su paso por tierras linarenses, dejó profundos recuerdos y entrañable cariño y gratitud. La Hna. Consuelo Nieto García nació el 9 de mayo de 1933 en Madrid – España, hija de Don Celestino y de la Sra. Consuelo, la tercera y más pequeña hija de la familia.
Se preparó profesionalmente y trabajó como modista de “alta costura” y siempre desde esta opción de trabajadora y desde la Fe participo en la JOC (juventud obrera católica) primero como integrante y luego como dirigente. Es desde esta plataforma de opción por el mundo obrero y de los pobres siente su vocación y llamada a ser religiosa y decide “como un camino de amor” seguir a Jesús en las Misioneras de Jesús María y José, especialmente porque era una congregación pobre, inserta entre los pobres y con los pobres. Ingresa en el año 1961.
En el año 1964 es enviada junto a tres hermanas más a la primera presencia misionera de las Misioneras de JMJ al norte de Chile, a Atacama, en el Puerto de Huasco, diócesis de Copiapó.
En el año 91 es enviada junto a las hermanas Fuensanta Pérez y Ana María Arias a abrir una nueva presencia misionera en el mundo rural y poblacional en la Diócesis de Linares. Donde se le recuerda con cariño y gratitud por su alegría, sonrisa fraterna y dulzura pastoral, presencia que hoy mantienen hna. Fuensanta, Ana María y Juanita Vera. Vuelve el año 93 a Santiago y en 2006 es enviada a la comunidad de Vallenar
Debido a su delicada salud hace, un año pidió regresar a España para descansar y recuperarse; se animó a operarse de la columna y últimamente hace dos meses una operación de corazón por causa de su agotamiento y cansancio, debido al deterioro severo de dos de sus válvulas cardiacas. Aunque tuvo una recaída por edema pulmonar se estaba recuperando muy lentamente y con dificultad, cuando en la tarde del 9 de septiembre del 2017 se desvaneció entre los brazos de algunas hermanas con las que estaba tomándose un café.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *